26/3/13

Croquetas de pringá de puchero


Propuesta de presentación

Ingredientes:

Aceite.
Sal.
Una cebolla.
Un puerro.
Cuatro cucharas soperas colmadas de harina.
1 litro de leche.
Pimienta molida.
Nuez moscada.
Pringá troceada.
4 huevos
Harina especial para freír
Pan rallado.

Preparación:

Cortamos la cebolla y el puerro todo lo finito o chiquitito que se pueda, lo ponemos a pochar en una sartén antiadherente junto a dos pellizcos de sal (la cantidad de aceite que ponemos en la sartén es la necesaria para cubrir el fondo de la sartén) hasta que estén doraditas. A continuación, añadimos las cuatro cucharadas de harina y rehogamos un poco, después vamos añadiendo la leche poco a poco mientras continuamos removiendo y la bechamel se va haciendo, aproximadamente utilizaremos el litro de leche entero.

Cuando la bechamenl esté echa, añadimos una pizca de nuez moscada, otra de pimienta molida y por último la carne de la pringá previamente troceada o desmenuzada (eso es a gusto de cada uno, a mi me gusta muy troceada que no picada fina) y cocinamos a fuego lento durante 15-20 min, removiendo cada 3-5 min para que no se queme.

Pasado este tiempo, ponemos la masa en un cuenco de pirex o una fuente, repartimos la masa de forma uniforme y untamos la superficie con un poco de mantequilla o aceite para que no se cree esa capa seca en la superficie de la masa y ponemos papel flim o transparente en la superficie de la masa para ayudar también a que esto no suceda. Dejamos enfriar e introducimos en el frigorífico, porque si intentamos trabajar la masa templada, ésta no tiene la consistencia suficiente para trabajar la masa de forma sencilla.



Forma de templar la masa y guardar en el frigorífico
Forma de poner el papel transparente sobre la masa


Tras dejar reposar y enfriar la masa, preparamos tres platos hondos: en uno la harina especial para freír, en otro los cuatro huevos batidos y en el tercero el pan rallado. Primero pasaremos por harina especial para freír, después por huevo batido y finalmente por pan rallado.


Todo listo para hacer las croquetas

 
Croquetas terminadas


Tras hacer las croquetas, las podemos guardar en tappers poniendo papel transparente para separar las distintas filas o capas, recomiendo no poner más de dos capas de croquetas en un mismo tapper porque el peso haría que las del fondo se deformen o aplasten. De esta forma se pueden congelar o guardar en el frigorífico.

 
Ejemplo de conservación en frigorífico o para congelar



Por último cuando las vayamos a consumir, las freímos en abundante aceite y doraditas a gusto del consumidor. ¡¡¡¡¡¡ BUEN PROVECHO!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada